sábado, 25 de diciembre de 2010

Tierra-Agua-Aire-Fuego ...


...y el quinto elemento que llevamos dentro.

Así pues rodearé el centro con conchas, caracolas, piedras, flores, frutos secos y demás cosas bellas. Cubriendo un yin-yan, un trisquel... o cualquier símbolo con el que identifique la fluidez de la vida.
Compartiré alrededor de mi centro viandas, rooibos, licores, chistes, risas, cánticos, poemas, abrazos, besos y encuentros en confesiones. Lo que ascenderá al invisible revirtiendo en todos nosotros un año de paZiencia, SaluZ y abundanZia.
Así sea

2 comentarios: